Este texto fue el que aprobó la emisión de $4.000 millones en 2012.